Industria detecta que las eléctricas han abusado del carbón y el gas para encarecer el precio de la luz

chimeneas_humeantes

Industria detecta que las eléctricas han abusado del carbón y el gas para encarecer el precio de la luz

El Gobierno está vigilando de cerca la evolución del precio de la luz en los últimos meses, cuando se ha producido una importante escalada con respecto al primer trimestre del año. Después de una investigación de Competencia, se ha concluido que una mayor aportación de carbón y gas en la producción de electricidad ha encarecido la factura.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) abrió hace unas semanas una investigación para averiguar las causas de que el precio de la luz en el mercado mayorista se disparara en la última semana de agosto y durante todo septiembre.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del sector, los resultados de esa investigación han concluido que la mayor aportación de las fuentes de energía más caras (carbón y gas), unida a una menor producción eólica y de generación hidroeléctrica, son las responsables de esta subida.

Recurrir un 20% más a las energías más caras

Concretamente, según los datos de esta investigación, se ha producido una sustitución de fuentes de energía, con respecto al primer trimestre del año, con una aportación un 20% mayor de carbón y gas en los últimos meses. Se ha llegado a rozar el 40% de la producción a partir de centrales térmicas.

Mientras, el recurso a las renovables ha caído casi en la misma proporción, en torno al 23%, en la cobertura de la demanda para la generación de electricidad.

El precio se encarece por el carbón y el gas

Las fuentes consultadas por ECD atribuyen este incremento del precio de la luzen los últimos meses, en gran medida, a la demanda cubierta por las fuentes de energía más caras.

Argumentan que el elemento que más influye en el precio mayorista de electricidad en España tiene que ver con la parte de demanda que cubren las centrales térmicas convencionales (carbón y gas natural).

El recibo es más caro cuanto más carbón y gas se utilice para producir energía eléctrica. En este caso, las eléctricas tienen mayor margen de maniobra para establecer los precios, al poder repercutir también al usuario los impuestos medioambientales que el Gobierno aplica al uso de estas fuentes de energía.

Por consiguiente, sale más barato al usuario final que las compañías recurran a las centrales hidroeléctricas y eólicas para producir electricidad.

Las eléctricas no sueltan agua embalsada

Sin embargo, hay que destacar también que la producción hidroeléctrica a partir de la tercera semana de mayo se ha reducido sustancialmente pese a que los niveles de agua embalsada siguen superando en más de 14 puntos porcentuales el valor medio en esta época del año.

Esto es interpretado por los analistas, como el ingeniero industrial y experto en el sector eléctrico Jorge Morales de Labra, como “una decisión empresarial”. La mayor o menor aportación de esta importante fuente de producción de electricidad no depende tanto de la meteorología, como sí sucede con el viento, sino de los designios de las propias eléctricas.

Por su parte, las eléctricas se defienden y arremeten contra el Gobierno. Argumentan a ECD que la subida que se está produciendo es debido a los impuestos y a los costes regulados.

Fuente: ECD El confidencial digital

Compartir Noticia

Por el autor

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.